blog #modorural

Un estilo de vida ligado al Porco Celta

Horta de Teodoro es una empresa familiar y artesana de que ha cerrado el círculo de valor en torno al Porco Celta. Cuenta con una explotación ganadera de cría y cebo que complementada con una industria de transformación en la que incremente el valor añadido a través del embutido. Te contamos algunas de las cosas que hacen especial a Horta de Teodoro.

Horta de Teodoro Porco Celta 1.png

La supervivencia de una raza

El Porco Celta es una raza autóctona gallega. Era la raza con mayor presencia en Galicia hasta principios del siglo XX, cuando la importación de razas foráneas que ofrecían un mayor rendimiento cárnico en menos tiempo y, por lo tanto, los cruces con éstas, a punto estuvieron de llevar a la extinción del Porco Celta en la década de los ochenta. 

Menos rendimiento cárnico con mayores tiempos de cebado planteaban un futuro complicado para la raza, sin embargo, muchas familias de zonas rurales más centradas en el autoconsumo mantenían esta raza por la calidad y suculencia de su carne y productos derivados.

Gracias a estas familias se mantuvieron los ejemplares que posibilitaron la recuperación de la raza que en la actualidad está incluida como raza autóctona en peligro de extinción. 


Una explotación, un estilo de vida

Quizás fue la épica en su supervivencia lo que encandiló a Xan cuando decidió convertirse en ganadero. Poco a poco desde los inicios más básicos comenzó a recuperar una explotación en Marzán, una pequeña aldea en el ayuntamiento de Monterroso (Lugo) haciendo de este proyecto una forma de vida basada en el respeto por las tradiciones y la responsabilidad de recuperarlas. 


Xan y Saleta se pusieron manos a la obra y emprendieron el camino para la construcción de lo que hoy en día es Horta de Teodoro. Demostraron que se puede ir al campo sin hacer grandes inversiones pero sí con un gran esfuerzo, tratando de compaginar el pasado con el presente y de trasladar todos esos recuerdos y momentos del pasado al presente.


Con base en la tradición

La esencia de Horta de Teodoro se basa en el reconocimiento a su familia y a los valores que le enseñaron de joven. Quiere recuperar y ensalzar el legado que le dejaron y enseñaron sus antepasados. A través de su trabajo quiere dar valor a todas aquellas tradiciones y costumbres que existían antiguamente y recupera aquellas prácticas que hoy en día están prácticamente abandonadas. 

“Intentamos recoger el testimonio que nuestros antepasados nos han dejado, con su buen saber y hacer, para continuarlo en nuestra generación y transmitirlo a través de nuestros productos“ – Xan Fraga.



Aportar valor al producto 

El objetivo de Saleta y Xan siempre ha sido crear un producto, bueno, saludable y diferenciado. Conseguir que los consumidores puedan decir “esto me sabe como antes”. Pero todo ello conlleva una dedicación y esfuerzo diarios que tiene su reflejo en el producto final.


Cerrando el círculo, incrementando el valor añadido

Horta de Teodoro es actualmente una explotación de cría y cebo de cerdo celta en libertad complementada con una pequeña industria de transformación cárnica. 

Por un lado, es una de las 130 explotaciones existentes en Galicia autorizadas en el manjeo de cerdo celta. El hecho de que estos animales sean criados en libertad les confiere unas características especiales a la carne. La transformación que les permite cerrar el círculo del producto ya que crían, transforman y comercializan.

La carne tiene unos pero es especialmente en los embutidos que ellos mismos elaboran con sus recetas donde se genera un mayor valor añadido y una diferenciación especial en el producto.


Satisfacción

Horta de Teodoro participa de muchas de las actividades del Mercado de la Cosecha presentando un producto de calidad y artesano del cual hay que sentirse orgullosos. Su presencia es garantía para una satisfacción plena del consumidor, no sólo por la personalidad de Xan a la hora de contar historias y anécdotas relacionadas con su explotación sino por el sabor de sus embutidos, especialmente el salchichón de cerdo celta.


Dar visibilidad a este tipo de iniciativas y poner en valor su trabajo es el objetivo del Mercado de la Cosecha. En este caso la apuesta personal e implicación de Xan y Saleta son un ejemplo que puede servir de inspiración. Una conversación con Xan, seguramente estará repleta de anécdotas que ilustrarán el gran esfuerzo que supone emprender en el rural y, sin duda, concluirá reconociendo que el esfuerzo merece la pena.


Participa

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Corporación Hijos de Rivera, S.L. informa, de acuerdo al Reglamento 2016/679, que los datos utilizados en este formulario se emplearán tanto para la contestación de las eventuales consultas como para la publicación de los comentarios, siendo la base de legitimación el consentimiento del usuario. Podrán ejercerse los derechos de acuerdo a lo previsto en nuestra Política de privacidad