blog #modorural

Inteligencia artificial en agricultura y ganadería

La agricultura y la ganadería son los trabajos más antiguos del mundo, pero su antigüedad no implica que estén exentos de innovación y tecnología. De hecho, la Inteligencia Artificial puede ayudar a que la industria de la alimentación logre alimentar a 10.000 millones de personas.

Inteligencia Artificial en agricultura y ganadería.png

Naciones Unidas estima que, para alimentar a una creciente población mundial, necesitaremos aumentar la producción de alimentos en un 50% hacia mediados de siglo. El problema no es sólo la cantidad de alimentos necesaria para alimentar a 10.000 millones de personas, sino la intensidad en el consumo de recursos que conllevan los modelos de producción actuales. 

Desde el Mercado de la Cosecha estamos preocupados por la prosperidad y sostenibilidad del rural, y la inteligencia artificial puede ser el impulsor de un sector agropecuario más próspero aportando eficiencia, rentabilidad y sostenibilidad.

Gayle Sheppard - Vicepresidente y Manager General de Intel AI: “La industria será transformada por la ciencia de datos y la inteligencia artificial. Los agricultores tendrán herramientas para aprovechar al máximo cada hectárea".


La producción de alimentos: un proceso de innovación constante


La humanidad ha recorrido un largo camino de innovación en su forma de producir alimentos. Si tenemos en cuenta que la agricultura y la ganadería son las profesiones más primitivas e importantes del mundo, parece lógico pensar que la historia del sector primario ha pasado por una necesidad continua de avance y adaptación, y ha tenido que enfrentarse al reto de proveer a una población mundial creciente en una tierra cada vez más escasa.

Estos particulares condicionantes han asentado un sector en la necesidad constante de ser más eficiente, usar menos tierra para producir más cosecha y luchar contra enfermedades y plagas.

Estas amenazas “de siempre” se agravan en la actualidad por cuestiones como el ritmo de crecimiento de la población mundial, el cambio climático, el monocultivo o la pérdida de suelo fértil. 


Inteligencia Artificial en el agro


En ese proceso de innovación constante, la transformación actual debe venir de la mano de los datos, la información y, en definitiva, la Inteligencia Artificial. 

En las granjas y los cultivos se generan diariamente infinidad de datos de las más diversas variables que son de vital importancia para controlar para el proceso productivo. Analizar esta enorme cantidad de datos que nos proporcionan las fuentes en tiempo real, hace que las decisiones se tomen con más información y que, por lo tanto, tengan una probabilidad mayor de ser acertadas. 


¿Qué es la Inteligencia Artificial?


La inteligencia artificial es un proceso a través del que una máquina puede percibir su entorno y tomar medidas para conseguir un objetivo específico relacionado con ese entorno. 


Algunas ventajas de la Inteligencia Artificial


El uso de IA en la agricultura permite operar de manera más eficiente, de forma que granjas de todas las tipologías y tamaños puedan operar y funcionar de forma óptima para mantener al mundo alimentado.


Eficiencia

Los sistemas de IA también están ayudando a mejorar la precisión en la atención y el cuidado de los cultivos a través de la agricultura de precisión, que ayuda a detectar problemas concretos y ofrecer soluciones específicas. 

Por ejemplo, los sensores de IA pueden detectar y atacar las malezas y luego decidir qué herbicidas aplicar dentro de la zona de amortiguamiento correcta.


Intensidad en mano de obra

En esta ecuación de eficiencia participa también la mano de obra. Cada vez son menos las personas que entran en profesiones relacionadas con el sector primario. Un sector tradicionalmente muy intensivo en mano de obra pero que en la actualidad se enfrenta a una escasez de fuerza de trabajo, escasez que debe solventar de algún modo. Una buena opción es hacerlo con robots que, por otra parte, también faciliten y hagan más cómodas tareas arduas para el ser humano.


Modelización

También se está utilizando Inteligencia Artificial para crear modelos de pronóstico que mejoren la precisión agrícola y aumenten la productividad. Estos modelos pueden por ejemplo predecir los patrones climáticos para los próximos meses para ayudar en el momento en que todavía se puedan barajar todas las decisiones posibles.



La importancia de los datos

Para desarrollar soluciones eficaces de inteligencia artificial, las empresas de tecnología agrícola necesitan datos de alta calidad, de manera que existe un importante trabajo previo para el futuro de la agricultura que está en recopilar y analizar datos agrarios de calidad para ofrecer soluciones viables basadas en datos e información.


Moderando las expectativas 

La agricultura es uno de los sectores más difíciles para la cuantificación estadística. Hay cuestiones impredecibles, cambios inesperados en condiciones que parecen similares y la siempre presente posibilidad de que surjan plagas y/o enfermedades. Los productores pueden sentir que sus perspectivas son buenas para una próxima cosecha pero, hasta que llegue ese día, el resultado siempre será incierto.


Participa

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Corporación Hijos de Rivera, S.L. informa, de acuerdo al Reglamento 2016/679, que los datos utilizados en este formulario se emplearán tanto para la contestación de las eventuales consultas como para la publicación de los comentarios, siendo la base de legitimación el consentimiento del usuario. Podrán ejercerse los derechos de acuerdo a lo previsto en nuestra Política de privacidad