blog #modorural

SMART rural

/ tags : #tecnología #rural

Las nuevas tecnologías también son indispensables para el desarrollo del medio rural y sus sectores productivos. El despliegue tecnológico en el rural es necesario para impulsar estrategias económicas, plantear nuevos proyectos empresariales y desarrollar iniciativas sociales que posibiliten un desarrollo rural sostenible.

Imagen 1.png
Foto: Gradiant

En la actualidad existen múltiples proyectos tratando de superar las dificultades iniciales que tiene la implantación de la tecnología en el rural. Un despliegue que, más allá de favorecer la conectividad individual y el acceso a servicios que favorecen una mejora en la calidad de vida, permitirá impulsar estrategias económicas y plantear nuevos proyectos empresariales para un desarrollo rural sostenible.


¿Qué es SMART Rural?

SMART Rural es el resultado de aplicar las tecnologías de la información y de la comunicación al medio rural. La captación de datos y su procesado para transformarlos en información, puede favorecer el desarrollo sostenible al tiempo que supone importantes mejoras en la calidad de vida.

No se debe entender este como un término contrapuesto al de SMART City, ya que son conceptos necesariamente complementarios para un futuro en el que los datos y la información permitan la toma de decisiones inteligentes que conlleven una gestión eficaz de los territorios en los que nos asentamos y que nos proveen de servicios ecosistémicos. 


Beneficios de la digitalización del rural

Aplicando las nuevas tecnologías al mundo rural, podemos conseguir los mismos beneficios que desde hace algunos años se experimentan en ámbitos urbanos, pero específicamente:

  • Aumentar el rendimiento de las explotaciones agropecuarias.
  • Mejorar la eficiencia en la gestión de los recursos naturales.
  • Mejorar la calidad del trabajo sustituyendo algunas arduas tareas que hasta ahora sólo las podían llevar a cabo personas.
  • Predicción y aumento de la productividad en cultivos y cosechas gracias a la incorporación de herramientas de Big Data que apuestan por una agricultura de precisión.
  • La monitorización de las labores agropecuarias ofrece datos sobre los que se pueden desplegar algoritmos de inteligencia artificial. 
  • Fomento de una cultura de innovación para el ámbito rural que permitirá desarrollar aplicaciones específicas.
  • Conectividad entre profesionales y agentes clave para el desarrollo rural, como los mercados (eCommerce) o las administraciones (eAdministración).
  • Relación más próxima con el consumidor final, directa o a través de sistemas de trazabilidad.

Una transformación necesaria

No se trata de tomar una decisión al respecto sino que en la actualidad las nuevas tecnologías ya están propiciando un entorno socioeconómico rural mucho más complejo en el que surgen nuevas oportunidades en los sectores económicos tradicionales del medio rural ofreciendo nuevos recursos productivos en ámbitos como la agricultura, ganadería, silvicultura, el sector energético o incluso en el pequeño comercio.

Estas nuevas oportunidades pueden ser también aprovechadas por nuevos actores con conocimientos e innovaciones que puedan suponer un estímulo del emprendimiento en zonas rurales.


Foto: Tractor robotizado de Chase IH

El desarrollo económico como palanca

Muchos estudios y proyectos plantean que la dinamización económica que puede generar la introducción de las Tecnologías de la Información y la Comunicación tendrá consecuencias positivas. Entre ellas, frenar la despoblación y reforzar los sectores económicos del medio rural.

El sector agroganadero, la silvicultura, la transformación e incluso la comercialización, así como gran cantidad servicios asociados al entorno rural continuarán sufriendo enormes cambios en la eficiencia, la productividad y la sostenibilidad tanto económica como ambiental y como resultado la reactivación de determinadas comunidades favorecerá también la sostenibilidad social asociada a mejores condiciones de vida y bienestar de la población.


Una reclamación beneficiosa 

La falta de masa crítica por la escasa población complica el despliegue de redes de alta capacidad en entornos remotos. Sin embargo, todas estas herramientas están basadas en la conectividad y la utilización de redes inalámbricas que en muchos casos siguen siendo precarias, deficientes e incluso inexistentes en el medio rural.

Resulta básico resolver los problemas de conexión para poder desarrollar y lograr un medio rural próspero con explotaciones más sostenibles que contribuyen, sin duda, a la mejora de las condiciones globales de sostenibilidad y en muchos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.


Participa

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Corporación Hijos de Rivera, S.L. informa, de acuerdo al Reglamento 2016/679, que los datos utilizados en este formulario se emplearán tanto para la contestación de las eventuales consultas como para la publicación de los comentarios, siendo la base de legitimación el consentimiento del usuario. Podrán ejercerse los derechos de acuerdo a lo previsto en nuestra Política de privacidad