blog #modorural

El papel fundamental del suelo en la sostenibilidad

El suelo juega un papel clave para la sostenibilidad. La calidad de los suelos está directamente relacionada con la capacidad del medio natural para prestar servicios ecosistémicos y de la agricultura para proveer alimentos.

El papel fundamental del suelo en la sostenibilidad.jpg

El suelo sirve para mucho más de lo que pensamos


Aunque es una variable ambiental menos llamativa que la vegetación o el agua, el suelo es también fundamental para la sostenibilidad. 

Entre otras funciones, el suelo:

  • Produce biomasa aportando agua, nutrientes y minerales para las plantas además de una base fija de soporte.
  • Es hábitat biológico de gran número de especies y organismos.
  • Juega una papel importante en el ciclo hídrico, protegiendo el agua a través de la filtración y regulando los aportes sobre las aguas superficiales.
  • Ayuda a regular el clima, gracias a la fijación de carbono.
  • En función de su composición es materia prima turba, grava, arena, arcilla, rocas, etc.
  • Es el soporte físico para el desarrollo de estructuras y actividades humanas.


El papel del suelo en la agricultura

Es evidente también su importante papel en la agricultura, podríamos decir que es donde comienza la alimentación.

Así pues, una adecuada salud del suelo va a tener una marcada influencia en el crecimiento de las plantas. Por buena salud nos referimos a cuestiones como una buena estructura, baja compactación y adecuados niveles de materia orgánica. 



La pérdida de suelo

El suelo es un recurso finito y su gestión sostenible cuesta mucho menos que la rehabilitación o la restauración de las funciones del suelo. Sin embargo, la cantidad de suelo fértil ha ido disminuyendo de forma muy importante en el planeta.

Tras el cambio climático, el mayor reto ambiental que afrontamos en el planeta es el de la pérdida de suelo fértil y, al igual que ocurre con el cambio climático, en muchos casos se desencadena a causa de una inadecuada actividad humana, con acciones como las malas prácticas agrícolas.


Una preocupación para la FAO

“La calidad de nuestra alimentación depende mucho de la calidad de nuestro suelo”, destaca Ronald Vargas, oficial de la Gestión de Tierra y Suelos en la FAO. “La degradación del suelo es un proceso silencioso, pero tiene enormes consecuencias para la humanidad. Estudios muestran que alrededor de un tercio de los suelos del planeta se enfrenta a una degradación entre moderada y grave. La atención y el compromiso dedicados a suelos saludables y vivos serán aliados cruciales para garantizar la seguridad alimentaria y la nutrición para todos."


Gestión sostenible de los suelos

Según el Principio 3 de la Carta Mundial de los Suelos revisada como sigue: 

“La gestión de suelos es sostenible si se mantienen o mejoran los servicios de apoyo, suministro, regulación y culturales que proporcionan los suelos sin afectar significativamente a las funciones del suelo que hacen posibles esos servicios ni a la biodiversidad. Es materia de especial preocupación el equilibrio entre los servicios de apoyo y suministro para la producción vegetal y los servicios reguladores que el suelo proporciona para la calidad y disponibilidad del agua y para la composición de los gases atmosféricos de efecto invernadero.”

La gestión sostenible del suelo cuesta menos que la rehabilitación o la restauración de sus funciones. En el marco de nuestro propósito de un rural más sostenible, es necesario que prestemos una especial atención a los suelos para superar el gran reto ambiental que su pérdida supone.

Participa

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Corporación Hijos de Rivera, S.L. informa, de acuerdo al Reglamento 2016/679, que los datos utilizados en este formulario se emplearán tanto para la contestación de las eventuales consultas como para la publicación de los comentarios, siendo la base de legitimación el consentimiento del usuario. Podrán ejercerse los derechos de acuerdo a lo previsto en nuestra Política de privacidad