blog #modorural

Cuatro tipos de panes gallegos con mucha miga y tradición

El pan gallego tiene fama reconocida en todo el territorio nacional. Era difícil, pero nos hemos quedado con cuatro para revivir su historia y tradición.

Tipos de pan gallego 2.jpg

De todos es sabido que al pan gallego le precede la fama de ser uno de los mejores del país. Algunos tratan de ofrecer pan gallego en otras regiones, pero casi nunca llega a estar a la altura de las circunstancias. 

¿Por qué? Porque el pan gallego, para que sea gallego de verdad, ha de elaborarse en Galicia, con harina de trigo autóctona, “harina del país” como nos gusta llamarle y masa madre. Un plus extra está también en el agua, que tiene unas características químicas propias y le da al pan gallego ese sabor tan auténtico.

Repasemos los mejores tipos de pan gallegos

Pan de Ousá

Debe su nombre a la parroquia que lo vio nacer, ya que era un pan elaborado en las casas de Ousá, perteneciente a Friol, comarca de Lugo. Este pan se vendía en las ferias de la zona una vez al mes y su componente estrella es la harina gallega de trigo, con la que se elabora. 

¿Cómo lo puedes reconocer?

Es un pan con una miga compacta y suave. Con una hogaza algo alargada, su corteza es de color un poco más oscuro del habitual y lleva un corte transversal muy característico.

Foto de Frangullas polo Chan

Pan de Neda

Es un pan que se elabora en la comarca de Neda, provincia de Ferrol. Se tiene constancia de su existencia desde la Edad Media, y su historia está ligada a la construcción de la base naval y astilleros de Ferrol, que Felipe II mandó construir para  hacer frente a las tropas del pirata Francis Drake.

Pero son las aguas del río Belelle, de gran pureza, las que le dan al pan de Neda su gran sabor. Cuentan que ese, es su secreto. 

¿Cuáles son sus características?

Se suele presentar en forma redondeada, con unos dos kilos de peso. Su miga es consistente, a pesar de que se deshace fácilmente, pero tiene cuerpo y su sabor es algo más fuerte que el de otros panes gallegos.


Pan de Carral

Pan elaborado con harina de trigo gallega y harina de fuerza. Su largo proceso de fermentación es lo que le da a este pan su miga y corteza tan características.

Lo reconocerás por…

El pan de Carral es un pan con una miga muy esponjosa y ligera y de color blanco algo oscuro. Con una corteza en tono dorado, se elabora con tres formas diferentes:

  1. Moño: su forma es redonda, bastante irregular y lleva una pequeña bola en el medio, lo que puede parecer el moño de una mujer.
  2. Cortado: de forma redonda también y más plana, con unos cortes en la parte superior en forma de malla.
  3. Bolla: en esta versión tiene forma de anillo y su peso oscila entre el medio kilo y el kilo y medio.


Pan de Cea

Estamos ante uno de los panes gallegos más conocidos de la región, procedente de la zona en la que se unen las provincias de Lugo y Ourense.

Un pan de harina de trigo gallego cuyo proceso de elaboración, con un amasado en varias etapas, le dan esa textura tan especial y que le hace estar amparado en la Indicación Geográfica Protegida “Pan de Cea”.

Para conocer sus orígenes debemos remontarnos a la tradición panadera de la parroquia de San Cristovo de Cea, en la que ya allá por el siglo XIII había hornos en funcionamiento y hoy son 16 los que forman parte de la IGP.

Una vez se le ha dado forma al pan, este se cuece en hornos de piedra granítica, característicos de la zona, que han sido calentados con leña, previamente, durante dos horas.Sus rasgos típicos

Es un pan con forma de bolla, que suele pesar alrededor de 1 kg. Tiene un color más amarillento, con una miga esponjosa y firme y una corteza consistente, que cruje al romperse.



Todavía se nos han quedado algunos panes en la cesta, pero puedes empezar con estos tu ruta, para catar los mejores panes de Galicia.

 

Participa

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.