blog #modorural

Las romerías modernas que visibilizan el rural gallego

/ tags : #romerías #rurales #modernas

Las romerías gallegas han superado su estatus de celebraciones rurales y religiosas para visibilizar nuevos modos de vida sostenibles e inclusivos. Tradición e innovación se dan la mano en el campo.


Las romerías modernas dibujan una Galicia comprometida con el rural y la diversidad.

Las romerías son una de las actividades más representativas del verano gallego. Estas celebraciones arrancan con timidez a comienzos de la primavera para llegar a su apogeo en los meses de estío. La tradición religiosa se une a la gastronomía y a la música a lo largo y ancho de nuestra comunidad autónoma. No hay aldea que se precie que no cuente con un evento de este tipo. Estas festividades han cumplido a lo largo de la historia de la humanidad diversas funciones, entre ellas fomentar la cohesión social y la sensación de pertenencia a un colectivo. Esto fue de especial importancia en momentos en los que las distintas poblaciones se encontraban aisladas de sus vecinas, siendo núcleos independientes sin relación alguna con el exterior. Muchos pronosticaron su muerte con el auge de la vida moderna y el crecimiento de las ciudades. Sin embargo, las romerías están más vivas que nunca y se han reinventado, convirtiéndose en abanderadas del cambio social. Cada año reciben no solo la visita de los vecinos del propio municipio, sino que cada vez está más extendida la costumbre de acudir a las romerías en grupo desde las ciudades o, incluso, desde fuera de Galicia.


Para ilustrar la evolución que se ha vivido en las últimas décadas hemos seleccionado dos romerías que todos los años tienen lugar en nuestras tierras e incluyen entre sus fundamentos los mismos valores que compartimos quienes formamos Mercado de la Cosecha


Las romerías como expresión de la vida rural 2.0: Son d’Aldea

Como adelantábamos arriba, las romerías han cumplido una función social y esta no ha desaparecido con el cambio de milenio. Al revés, en muchos lugares se ha visto reforzada con la llegada de nuevas generaciones a las casas familiares.  Esto ha dado lugar a una situación única en la que el rural ha entrado en contacto con las ciudades y unido lo mejor de ambos mundos en un solo lugar. Las tradiciones se recuperan y los altavoces del mundo digital se ponen a funcionar para que los conocimientos de nuestros abuelos no se pierdan en el olvido.


La parroquia de Santiago de Albá, en la comarca de Ulloa regresa cada septiembre a la década de los ‘50 para mostrar a quien quiera acercarse que no todo tiempo pasado fue mejor, pero sí hay unas cuantas cosas que podemos aprender de nuestra historia.




Son d’Aldea  acumula ya seis años de experiencia a sus espaldas como festival agrícola y de recuperación de la tradición. No solo los oficios del rural se ven representados año tras año, sino que la poesía, la música y otras variedades culturales cuentan con su propio espacio en esta fiesta. 


Una vez al año la parroquia de Santiago de Albá viaja en el tiempo y todos los vecinos se implican en la organización de un pequeño festival de un fin de semana. Se trata de uno de los acontecimientos más esperados en la zona y en estas fechas los caminos se llenan de foráneos que se animan a descubrir la Galicia del pasado.


La difusión de este evento no sería posible sin las herramientas que Internet y el mundo digital ponen al alcance de los ciudadanos. Su página de Facebook, así como su sitio web oficial, son los encargados de anticipar y dar a conocer todas las actividades que se llevarán a cabo en cada edición. También son el espacio en el que la comunidad se mantiene viva a lo largo del año y planifica la celebración de la siguiente edición.


¿Por qué no deberías perderte Son d’Aldea?


Si aún no te has decidido a acercarte a esta romería, te detallamos los motivos por los cuales deberías incluirla en tu lista de actividades veraniegas imprescindibles. 

En cada edición se seleccionan diferentes oficios, actividades diarias y extraordinarias de la vida en Santiago de Albá entre los años 40 y 50. Esto nos permite viajar al pasado sin movernos de Galicia. 


El entorno privilegiado de la comarca nos permite, además, conectar con la naturaleza tal y como lo hacían nuestros abuelos y padres. 


En resumen, si te acercas en verano a Son d’Aldea esto es lo que te encontrarás:

  • A los habitantes de Santiago de Albá volcados con la presentación de las historias de su aldea, las personas que vivieron en ella y su tradición. ¡Recuerda que a ellos les lleva meses preparar cada una de las actividades!
  • Representaciones in situ de las actividades que se llevaban a cabo en la época, tal y como se llevaban a cabo. Desde el cuidado de la granja al remiendo de la ropa del hogar.
  • Diferentes oficios  y quien te explique cómo y porqué se trabajaba de este modo en la parroquia.
  • Juegos populares. Te sentirás como si fueras niño de nuevo, ¡pero en el siglo XX!
  • Especialidades gastronómicas locales
  • Las historias de quienes habitaban la aldea y las leyendas que la rodean. 
  • Música de época y baile. 


A mayores, cada año, Son d’Aldea incluye una mesa redonda sobre temas de interés para el rural galaico y el papel que este juega en la sociedad gallega. Los invitados, procedentes de diferentes ámbitos, abordan la complejidad del campo desde diversas áreas del conocimiento y plantean los retos a los que Santiago de Albá, y como él muchas otras poblaciones gallegas, se enfrentará en el futuro.


Las romerías gallegas como lucha por la diversidad y la inclusión: Agrocuir



No todas las romerías gallegas ponen su foco en la recuperación de los saberes perdidos de nuestros abuelos. Existen ya ejemplos en nuestra comunidad de eventos que celebran la unión de la naturaleza con las personas que la habitamos y las nuevas formas de entender la convivencia en sociedad. Este es el caso del Festival Agrogay de A Ulloa, que en su cuarta edición se renombra a sí mismo como “Agrocuir”. 


Este festival nace del trabajo directo del Colectivo Agrogays Ulloa, cuyos miembros, por diferentes motivos, recalaron en el rural. En distintas aldeas de Ourense y Lugo fundaron nuevos hogares y pasaron a formar parte de la comunidad. Llegados de la ciudad, se enfrentaron a la problemática de aprender a cultivar, a criar el ganado y entender el ciclo de la vida en contacto directo con la naturaleza. 


Una vez asentados y con proyectos florecientes como, por ejemplo, Granxa Maruxa, este grupo se decidió romper con el tópico de que el rural galaico no está preparado para asumir comportamientos que se alejen de la heteronormatividad. ¿Su modo para lograrlo? Un festival inclusivo que girarse en torno a la relación con el entorno, la agricultura ecológica y la sostenibilidad del campo gallego. 


A diferencia de otros eventos centrados en el colectivo LGBTQ donde se analiza principalmente su representación en el ámbito urbano, Agrocuir reclama el encuentro con la naturaleza como punto para la reflexión sobre la sociedad y las formas de vida sostenibles. Por esto, el núcleo de la celebración es la modernización y adaptación de nuestras aldeas desde un punto de  vista ‘eco-friendly’


Entre las actividades que no te puedes perder este verano si acudes a Agrocuir en su cuarta edición están las siguientes:

  • Las diferentes sesiones de foliada en las que disfrutar de la música y el baile tradicional.
  • El intercambio libre de semillas por parte de los asistentes. 
  • Las distintas representaciones teatrales sobre temática inclusiva y rural.
  • La muestra de artesanía y productos de origen ecológico y local.


Eso sí, recuerda que el aforo es limitado, así que no olvides inscribirte para no perderte nada :) 


¿Has acudido a alguna de estas romerías? Déjanos un comentario con tu experiencia. ¿Conoces alguna otra romería moderna que no deba faltar en nuestro listado? Cuéntanoslo y la añadiremos ;) 


Participa

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Corporación Hijos de Rivera, S.L. informa, de acuerdo al Reglamento 2016/679, que los datos utilizados en este formulario se emplearán tanto para la contestación de las eventuales consultas como para la publicación de los comentarios, siendo la base de legitimación el consentimiento del usuario. Podrán ejercerse los derechos de acuerdo a lo previsto en nuestra Política de privacidad