blog #modorural

Por qué visitar Galicia cuando llueve y descubrir sus secretos mejor guardados

En Galicia hay lugares que brillan con una luz especial cuando llueve. Sigue leyendo y descubre qué visitar en Galicia los días de lluvia.

Lugares para visitar en Galicia los días de lluvia_Costa da Vela, Cabo Home.png
Dicen por ahí que visitar Galicia cuando llueve es solo para valientes y que, cuando luce el sol, todos los lugares son hermosos. Pues vamos a demostraros que a Galicia la lluvia le sienta muy bien y que despliega todos sus encantos también en los días grises. Tanto es así que, si no conoces Galicia cuando llueve, no la conoces de verdad.



Galicia es tierra de refranes, de buen comer, de retranca y de lluvia, y por eso muchos dichos populares están relacionados con este fenómeno atmosférico. Nunca choveu que non escampara o A chuvia en abril, enche o carril, son frases que sobreviven generación tras generación.

Galicia es también el lugar en el que existen 70 palabras para denominar a la lluvia: Barrufa, Chuvisca, Marmaña, Orballo, Poalla, Zarzallo solo un ejemplo de cómo los gallegos dicen que llueve débilmente.

Así que, si venís a Galicia y llueve, no os preocupéis, tendréis grandes planes y lugares que visitar.



Vamos a empezar con un argumento de peso de la sabiduría popular y que no os dejará indiferentes. Dice la tradición marinera que el mejor momento del año para comer marisco, es durante los meses que llevan la letra r en su nombre. Los habéis contado verdad? De otoño e invierno, estamos en la época ideal del año para degustar estos manjares de las rías gallegas. Si vais a venir a Galicia y sois fans del turismo gastronómico, desde septiembre a abril encontraréis los mejores ejemplares y, por supuesto, la lluvia está garantizada.

Se suele decir que en Compostela la lluvia es arte. Las calles empedradas de la ciudad brillan de una forma especial en los días de lluvia y puede ser una excusa perfecta para recorrer sus soportales, visitar sus edificios e iglesias emblemáticas o tomar unas tapas en la calle del Franco.

Ourense, la capital de las Burgas, es una ciudad donde la magia de la lluvia se multiplica por las noches. Cada esquina guarda una luz especial en las noches de lluvia y una idea es recorrer las calles y lugares en los que transcurre A Esmorga, novela de Blanco Amor publicada en 1970. Esta novela, publicada antes en Buenos Aires y que vio la luz en Galicia en 1970, fue una de las primeras novelas gallegas de postguerra y marcó un hito en la historia de la literatura de la región. Recientemente fue Nominada al mejor guión adaptado en los premios Goya con Karra Elejalde, Ledicia Sola, Miguel de Lira y Antonio Durán 'Morris' como actores principales.



Si venís a Galicia y además de lluvia, vivís un temporal en la costa, el espectáculo no os dejará indiferentes. No es motivo de risa ni bromas, ya que son muchos los naufragios en la historia de la pesca de bajura en la costa gallega más septentrional; pero sí es verdad, que tomando las precauciones oportunas, acercarse a Baiona ou a Guarda en las Rías Baixas, Muros o Fisterra en las Rías Altas y Burela o Bares en A Mariña lucense, no os dejará indiferentes. El mar mostrará toda su fuerza y poderío y entenderéis el respeto que se le guarda en la costa gallega.



La urbe coruñesa, conocida como la Ciudad de Cristal, gracias a sus preciosas galerías que presiden los balcones de sus edificios de la Marina; es otra ciudad que recibe sin miedo a la lluvia y se muestra cordial a todos los que se acercan a visitarla en esos días. Tanto si viajáis con niños como si no, os recomendamos visitar los museos como el Domus y la Casa de las Ciencias y el Aquarium Finisterrae.



Su famoso faro, la Torre de Hércules, único faro romano y el más antiguo del mundo todavía en funcionamiento; que fue declarado en 2009 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es también un lugar de parada obligatoria.

Cualquier pueblo marinero de la costa de Galicia guarda un encanto especial en los días de lluvia y los bosques y montañas, viven momentos de esplendor con ruidosas cascadas y regatos desbordantes.

Con unas katiuskas y paraguas en mano, Galicia ya no tendrá secretos para vosotros.

Participa

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.