blog #modorural

Qué es la permacultura y cómo definirá el entorno rural de Galicia

La permacultura es una realidad en Galicia. Hermanada con la arquitectura sostenible, analizamos cómo esta tendencia definirá el rural gallego en los próximos años.

proyecto idoia cuesta hilda cuba construido con criterios de permacultura.jpg

¿Por qué es relevante la permacultura para Mercado de la Cosecha?

En Mercado de la Cosecha buscamos rodearnos de un rural vivo, cambiante y adaptado a las necesidades de hoy y dar voz a las iniciativas que día a día luchan por ello. Por eso, conceptos como la permacultura nos tocan muy de cerca. Si esta es la primera vez que oís la palabra, hermana de bioconstrucción y prima directa de la arquitectura sostenible no podéis perderos esta entrada. En ella buceamos junto a vosotros en los principios que han dado lugar al auge de la permacultura en nuestra comunidad y al papel que jugará en definir el entorno rural de Galicia.


¿Por qué debe interesarnos la permacultura como ciudadanos concienciados con el medio ambiente?

Si habéis llegado a nuestro blog #ModoRural, es porque el futuro del rural gallego es un tema candente en vuestras vidas. Para nosotros, es el eje sobre el que gira Mercado de la Cosecha y la razón de nuestra existencia. Por eso, la permacultura se ha ganado un lugar privilegiado en nuestro ‘top 10’ de iniciativas por una Galicia más sostenible.Este movimiento surgió a finales de los años 70 del siglo XX en nuestras antípodas. Los investigadores australianos Bruce Charles, “Bill”, Mollison y David Holmgren vincularon muy pronto su vida a analizar las relaciones entre el ser humano y la naturaleza. Ambos focalizaron sus energías en la filosofía de
Trabajar con, y no en contra, de la naturaleza; de observación prolongada y reflexiva, [...] de entender a las plantas y los animales en todas sus funciones [...]". (Bruce Charles, “Bill”, Mollison)
Estas palabras resumen el objetivo de esta corriente, que es cada día más necesaria cuando nos enfrentamos a situaciones como el cambio climático o crisis humanitarias de diversa índole.El fruto de la puesta en práctica del estudio de Mollison y Holmgren recibió el nombre de Permaculture Oneconexión igualitaria, en la que nunca tomemos de la naturaleza más de lo necesario y siempre nos hagamos responsables de la huella ecológica que generamos.


Implicaciones de la permacultura y la bioconstrucción en la vida diaria

La disminución de nuestro impacto medioambiental es uno de los alicientes de las iniciativas rurales que recogemos en Mercado de la Cosecha. También lo es la recuperación de tradiciones, oficios y saberes que protegían nuestro entorno, uno de nuestros bienes más preciados. Vemos futuro en el rural, y la permacultura nos dota de las herramientas para generarlo, sin comprometer el mañana de nuestras tierras y generaciones venideras.

Con el actual nivel de escasez y contaminación del agua a nivel mundial, ¿os imagináis que el suministro de vuestra vivienda fuese totalmente ecológico? ¿Podéis concebir una casa en la que la temperatura no se regulase en función del consumo de combustible o electricidad? Estos hechos que aún hoy nos parecen casi una utopía, son algunos de los temas abordados por las diferentes ramas de la permacultura, entre ellas la bioconstrucción.

Optar por un proyecto que emplee los recursos naturales disponibles de forma sostenible y retorne un valor a la sociedad y el entorno, es una decisión meditada que muchos ya han llevado a buen puerto, en parte, porque aplican algunas de las herramientas propias de la permacultura.

Obtener los beneficios de esta forma de entender la relación con el medio ambiente no significa renunciar a las comodidades, sino adaptar nuestro comportamiento y forma de vida empleando lo mejor de ambos mundos. Las nuevas construcciones ecológicas se benefician claramente del conocimiento del ecosistema, pero también de inventos e ingenios con los que nuestros antepasados solo podían soñar.


Decálogo de buenas prácticas de permacultura

Para aprovechar al máximo los beneficios de la teoría de la permacultura, sus desarrolladores plantearon tres ejes sobre los que se asientan las actividades de vida diaria sostenible y responsable.Estos tres pilares son interdependientes y pueden entenderse como una unidad en la que ninguno puede faltar para que todo funcione correctamente. Las tres claves, que Holmgren y Mollison definieron como principios éticos fundamentales, son:

  • Cuidado de la tierra y del medio ambiente en todas sus formas.
  • Cuidado de las personas dentro de las comunidades.
  • Repartición justa de una producción sostenible.
Estos tres principios teóricos fueron desarrollados y se convirtieron en ideas concretas para fomentar la vida sostenible y en contacto con la naturaleza. Holmgren los denominó “Los 12 principios del diseño de la permacultura” y sirvieron a los pioneros para orientarse a la hora de desarrollar sistemas de comunidades sostenibles. Estos principios aún aplican hoy en día y se pueden resumir en:

  • Observa la naturaleza para conocer cómo los animales y plantas interactúan. Aprende de sus soluciones y aplícalas a las situaciones a las que te enfrentas como diseñador, de forma que tus creaciones se integren en una estructura natural más grande y más compleja.
  • Gestiona correctamente tus recursos. La supervivencia de las generaciones futuras está en las manos de tu yo de hoy. Analiza los recursos de los que dispones e idea modos inteligentes para generar energía que dejen la menor huella de carbono posible.
  • Obtén un rendimiento de tus acciones. Pese a lo idílico del concepto de permacultura, los sistemas que diseñes deben dar sus frutos. No puedes olvidar que se busca la supervivencia de una comunidad. A pesar de esto, no comprometas el futuro de la misma con prácticas que sabes que son nocivas a medio-largo plazo.
  • Siempre que puedas, elige renovable. Las energías renovables serán tu mejor amigo, y el de la naturaleza.
  • Deja de producir residuos. No se trata de reciclar, lo importante es reducir tu consumo de productos contaminantes o no reasumibles por el entorno. Con ello reducirás también tu dependencia de energías no renovables.
  • Observa lo general para solucionar el detalle. Observando la naturaleza y la sociedad desde una perspectiva más amplia, se pueden detectar patrones o motivos generales que pueden utilizarse como columna vertebral de nuestros diseños, para luego implementarlos en los detalles.
  • Integra en tus diseños y creaciones los elementos que la naturaleza pone a tu disposición. Si has observado con atención lo que te rodea, habrás descubierto conexiones entre animales y plantas que puedes emplear de forma directa en tus proyectos. Una opción en la que se aprecia de forma muy sencilla la integración son los hoteles de insectos. Lo mismo sucede con la diversidad, es sinónimo de riqueza natural y oportunidades.
  • Los bordes son la mayor fuente de oportunidades. Holmgren y Mollison detectaron que en los bordes donde se unen diferentes terrenos, como las riberas de los ríos, existen condiciones muy propicias para desarrollar todos los puntos anteriores. Tenlos siempre en cuenta porque son una de las zonas con mayor riqueza natural.
  • Basados en estos puntos y en los tres ejes éticos, los proyectos de permacultura buscan un impacto positivo a largo plazo. Sin embargo, no solo se aplican a la agricultura o la arquitectura. Estas buenas prácticas son también los cimientos de comunidades que buscan la transmisión de conocimientos y tradiciones, como os mostraremos más adelante.

    ¿Por qué los principios de la bioconstrucción y la permacultura han ganado fuerza en Galicia?

    En Galicia podemos presumir de paisaje, de gastronomía, de buena música y también de recursos naturales. Durante generaciones, nuestros bisabuelos y abuelos han sabido aprovechar los beneficios que les reportaba vivir en la cercanÌa de un rÌo, por ejemplo, convirtiendo las corrientes de agua en energía para mover las piedras de los molinos. El cuidado de los animales de la granja no solo aportaba alimentos, sino que las diferentes capas de su pelaje se aprovechaban para abrigarse y rellenar colchones, como sucedía con la lana procedente del esquilado de las ovejas. Lo mismo se aplicaba a las comunidades de vecinos, se buscaba el bien de una sociedad mayor que el individuo.

    Aunque nunca lo habéis visto referenciado como permacultura, estos comportamientos se encuadran dentro de los principios básicos que mencionábamos arriba.

    Si, por tradición, el rural gallego ya aplicaba los principios de sostenibilidad y responsabilidad con el medio ambiente, ¿qué debería impedirnos hacerlo ahora con nuevas tecnologías y conocimientos aplicados?

    Esa misma pregunta se la han hecho a sÌ mismos diferentes grupos de ciudadanos y han decidido poner en marcha grupos a través de los cuales explorar todas las posibilidades de la bioconstrucción y la permacultura.

    En la actualidad existen agrupaciones que analizan y aplican los principios de la permacultura para dinamizar el rural de Galicia y redefinir las relaciones que mantenemos con la naturaleza. Sus actividades son de lo más variadas, desde conferencias a clases magistrales y estancias en residencias ecológicas y sostenibles.


    Una de las formas más amenas para iniciarse en el mundo de la permacultura es la iniciativa que llevaron a cabo Idoia Cuesta, reconocida artista y artesana, y la arquitecta y dieñadora, experta en bio-construcción, Hilda Cuba, durante un obradoiro organizado por el proyecto educativo VermisLAB en el espacio natural cedido por Fogar do Santiso el pasado 18 de marzo. De la mano de ambas los asistentes aprendieron cómo el mimbre y otras especies vegetales pueden convertirse en elementos arquitectónicos vivos y cambiantes.

    Durante un día, los invitados pusieron en práctica las instrucciones de las expertas para sembrar y construir estructuras vivas. A mayores, las ponentes les transmitieron el valor de estas plantas en la historia de Galicia como recurso natural y cultural.

    Este es tan solo un pequeño ejemplo de cómo algo tan simple como una planta puede implicar un cambio en la vida de las comunidades y transformar el rural gallego tal y como lo conocemos. ¿Os imagináis ver aplicados todos los valores clave de la permacultura en Galicia con el fin de que las comunidades humanas sean aún más sostenibles? Nosotros sentimos que ese momento está muy cerca ;)

    ¿Habéis tenido una experiencia relacionada con la permacultura y la biocontrucción? Nos morimos de ganas por leerla en los comentarios!

Participa

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.