blog #modorural

Tres motivos para montar tu propio huerto urbano

/ tags : #huertos urbanos #rural

¿Aún no te has animado a cultivar tus propios alimentos? Te damos tres razones de peso para iniciarte con una huerta urbana con la colaboración del arquitecto Francisco Díaz Gallego.

orchard-1114524_640.jpg

Las 3 razones definitivas por las que querrás montar un huerto urbano

Disfrutar del bocado de una fruta de temporada, prepararte un lacón con grelos y saber que la verdura ha prosperado gracias a tus mimos y cuidados… Las sensaciones que produce consumir producto de cercanía son innumerables. ¿Te imaginas maximizarlo sabiendo que todos los ingredientes provienen de tu esfuerzo y que fomentas una ciudad ecológica y sostenible? Esta es solo una de las razones por las que al acabar de leer esta entrada querrás montar tu propia huerta urbana. Pero ojo, ¡que tenemos otras tres para ti! 


Para ponerte en situación y demostrar que es posible combinar la vida en la urbe con plantar tu propia ensalada hemos entrevistado a Francisco Díaz Gallego, arquitecto coruñés, doctorando en arquitectura de la Universidade de A Coruña, y orgulloso propietario de un huerto urbano en la ciudad herculina. Su experiencia nos servirá de hilo para guiarte por los beneficios declarados del autocultivo. 

¿Estás listo para el viaje? ¡Arrancamos!


Los huertos urbanos como retorno a las raíces culturales gallegas

Galicia es, por naturaleza, una comunidad autónoma en la que el mar y  la tierra están fuertemente vinculados. Esto implica que, incluso las personas asentadas en las ciudades tengan conexiones directas con la pescadores y agricultores. Por ese motivo, la mayor parte de nosotros recordamos la infancia con sabor a “aldea” y a las recetas de nuestras abuelas que cultivaban sus propios ingredientes. 

Con una gran mayoría de niños creciendo en núcleos urbanos en el siglo XXI, esta relación con la naturaleza se ha reducido y muchos ya no visitan a menudo el lugar de origen de sus familias. Por eso, tal y como nos cuenta Francisco, la huerta es un lugar de conexión con las raíces e incentiva la pedagogía.



  • ¿Qué te impulsó a montar tu propia huerta urbana?

Yo de pequeño siempre tuve huerta. Durante mi infancia cultivaba un pequeño huerto en la finca de mis padres en Oleiros. 

Ahora cada vez hay más proyectos en los que se fomenta la agricultura ecológica para educar a los niños. En la propia ciudad de A Coruña ya hay varios colegios que tienen jardín para que los niños practiquen. 

De la mezcla de mis ganas y el querer enseñar a mis hijos salió la decisión. Aunque el huerto de entonces tenía un tamaño menor que el de ahora, me sirvió para aprender alguna que otra técnica y conocer cuándo plantar cada tipo de cultivo. 


  • ¿Qué has plantado junto a tus peques?


Lo primero que plantamos fueron las fresas, era lo que más ilusión le hacía a mis hijos. Después vinieron los tomates, los pimientos y las berenjenas; y poco a poco todo lo demás hasta completar la huerta que tenemos ahora. De cara al futuro, solo van aguantar las plantas de las fresas, que duran de un año para otro. Quisiera aprovechar el resto del espacio para cultivar alimentos de invierno: coles de Bruselas, repollos, grelos … 

los-jovenes-y-la-huerta

  • ¿Cuáles son los valores que se transmiten en la huerta de generación en generación?


Siempre tuve claro que montaba la huerta en gran parte por los niños. Les encanta la naturaleza y son como esponjas, creo que ya saben más que yo. Les viene estupendo, viviendo en el centro de una ciudad, poder estar en contacto con la naturaleza y aprender a distinguir diferentes tipos de plantas y hortalizas. Además, siempre les costó comer verdura, pero la que ellos cultivan la prueban con más ganas.


El ahorro y la construcción de comunidad alrededor del cultivo urbano

El valor de un huerto urbano no se define solo por el ahorro que nos producirá en el bolsillo, aunque este es un factor importante, desde luego. Decidir por nosotros mismos qué cultivamos nos aporta libertad y fomenta la autonomía de los ciudadanos. Saber que los resultados dependen en gran medida de nuestros esfuerzos en la huerta nos convierte en seres humanos más responsables. 

Por otro lado, cuando uno cultiva nunca está solo. Alrededor de cada parcela se desarrollan vínculos con vecinos, amigos y compañeros. De estos surgen nuevas iniciativas como grupos de consumo o cooperativas. 


  • ¿Pertenecéis a un círculo donde existen más usuarios de huertos urbanos?

Pertenecemos al grupo de huertas urbanas de la Universidade de A Coruña. Existen entre 30 y 40 huertas de más o menos 20 metros cuadrados. Cada uno de nosotros cultivamos libremente teniendo como máxima que se sigan parámetros ecológicos. 

La organización nos ha facilitado mucho la actividad ya que lo tiene todo muy preparado para que nosotros nos dediquemos solo a plantar. Disponemos de almacén con herramientas, asesoramiento profesional, una lista de correo para contactar entre todos los que tenemos una huerta, etc. 

La dificultad más grande a la que nos enfrentamos es mantener las parcelas libres de malas hierbas y de plagas.


  • ¿Cómo llevan vuestra familia y amigos el hecho de que cultivéis en la ciudad?

Antes de tener el huerto mis padres pedían cada semana verdura a una huerta ecológica que tienen unos amigos suyos en Abercovo, en la zona del Eume; y repartían con nosotros. ¡Ahora somos nosotros los que suministramos al resto de la familia! Creo que con eso lo digo todo.


La dieta atlántica, en la puerta de casa 

La necesidad de combinar un ritmo de trabajo frenético con una alimentación equilibrada y nutritiva es, en ocasiones, un reto difícil de superar. Sin embargo, contar con nuestra propia huerta, que funciona también como gimnasio particular y diván de terapeuta, nos lo pone mucho más fácil. 

La dieta atlántica pone su foco en los productos del mar pero no se olvida de los provenientes de la tierra. Por eso verduras, hortalizas y frutos locales como las manzanas son parte imprescindible de un menú equilibrado. Francisco resume las infinitas posibilidades del huerto urbano para seguir las pautas alimentarias del Atlántico respondiendo a la siguiente pregunta:

huerto urbano dieta equilibrada

  • ¿Qué opinas de la importancia que está ganando la alimentación orgánica y de proximidad?

El concepto de huerto urbano me parece una idea estupenda. Creo que deberían extenderse por todos los parques de la ciudad para facilitar el que la gente pueda acceder a ellos. En Europa es lo normal pero aquí aún surgen a cuenta gotas y al amparo de instituciones. En cuanto a la alimentación, está claro que cuanto más natural sea lo que comamos mejor. 


¿Qué te ha parecido la experiencia de Francisco y su familia en la huerta? ¿Te has animado ya a montar tu propio vergel urbano? Compártelo con nosotros en los comentarios ;) 


Participa

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Corporación Hijos de Rivera, S.L. informa, de acuerdo al Reglamento 2016/679, que los datos utilizados en este formulario se emplearán tanto para la contestación de las eventuales consultas como para la publicación de los comentarios, siendo la base de legitimación el consentimiento del usuario. Podrán ejercerse los derechos de acuerdo a lo previsto en nuestra Política de privacidad