blog #modorural

Diferencias entre Orgánico, Bio y Ecológico

Con el auge de la producción local surgen las etiquetas “orgánico”, “bio” y “ecológico”. ¿Conoces las diferencias entre cada una de ellas? Te las explicamos en detalle.

¿En qué se diferencian los alimentos orgánicos, bio y ecológicos?

Si te has iniciado en el consumo de alimentos de producción local seguro que te han surgido dudas de lo más variadas. En tiendas y supermercados puedes encontrar ingredientes con distintos etiquetados como “ecológico”, “bio” u “orgánico”. Estas clasificaciones deberían hacernos la vida más fácil a los consumidores pero, a veces, nos la complican. Hoy, en Modo Rural queremos echarte una mano con la compra y te explicamos, con todo lujo de detalles, las diferencias entre estas categorías. Coge lápiz y papel, ¡que arrancamos!

Productos ecológicos, bio y orgánicos en un supermercado

“Bio”, “Ecológico” y “Orgánico” en el etiquetado europeo 


Los ciudadanos estamos cada vez más convencidos de la importancia de la alimentación en nuestras vidas. Por ello leemos con atención las etiquetas de los productos que introducimos en nuestra cesta de la compra. Para protegernos, la Unión Europea ha desarrollado diferentes certificados que recogen las características que deben incluir los alimentos producidos en los Estados miembro. En ellas aparecen las palabras “bio”, “ecológico” y “orgánico”. A nivel técnico, desde los organismos oficiales estas tres palabras se consideran sinónimas y se adaptan a las necesidades de los distintos idiomas. Sin embargo, entre “Bio” y “Ecológico” sí se distinguen ciertos matices


Alimentos procedentes de agricultura ecológica

La expresión más correcta para todos esos alimentos que adquirimos con la etiqueta “eco” es, en España y la UE, “alimentos procedentes de agricultura ecológica”. Sin embargo, habitualmente se usa la expresión “ecológico” en envases y lineales de las superficies comerciales.

Estos son los requisitos básicos que tiene que cumplir un alimento para que la UE le otorgue el certificado de ecológico:
Se sigue un proceso de producción que respeta al medioambiente. Se aplican estrictas normas medioambientales.
Se presta especial atención al cuidado de los recursos naturales, priorizando el uso de energías renovables.
El bienestar animal es uno de los puntos claves de la producción ecológica. Los animales son criados con acceso a instalaciones abiertas y al aire libre y con un espacio mínimo delimitado para cada ejemplar y alimentados con ingredientes que también cumplen la normativa de producción ecológica.
No se emplean pesticidas ni fertilizantes químicos. Se restringe el uso de antibióticos en el caso de la ganadería.
No se hace uso de semillas transgénicas ni modificadas genéticamente (GMO)

La Unión Europea certifica a nivel comunitario que se cumplan estos requisitos. A nivel nacional, en España cada una de las comunidades autónomas revisa el cumplimiento de la normativa entre los productores. Para que los consumidores podamos reconocer de un solo vistazo los alimentos procedentes de agricultura ecológica, en 2010 se adoptó oficialmente el símbolo de la Eurohoja. Si lo localizas en un producto en tu supermercado, estás ante un alimento con certificación eco.

Símbolo de la Eurohoja como certificación de producción ecológica europea


Alimentos “Bio”, ¿son distintos a los de producción ecológica?

Los alimentos y productos etiquetados como “Bio” se han convertido también en una constante en nuestro país. Cuentan todavía con menos presencia que en otras áreas de Europa, pero cada vez son más fáciles de localizar en los supermercados y en tiendas especializadas. Tal y como te explicábamos, “bio” funciona como sinónimo de “ecológico”, pero añaden otros matices.

Estos ingredientes no solo han sido producidos de forma ecológica, sino que suman otras características a las que te comentábamos arriba:

La selección de semillas que se plantan es manual. No se emplea ningún organismo modificado genéticamente
Si se trata de un alimento preparado, como un bizcocho, por ejemplo, no se añaden ingredientes que no cumplan con el criterio de “bio” como colorantes o conservantes cuyo origen está en el laboratorio.

Productos ecológicos, bio y orgánicos

Por su parte, los alimentos orgánicos son aquellos que no emplean productos químicos artificiales o pesticidas en su producción, ni dañan el entorno en el que se producen. Ello implica que un alimento pueda ser orgánico pero no Bio, porque sí puede utilizar semillas transgénicas.   

A pesar de que a nivel legislativo los términos “Bio”, “Eco” y “Orgánico” se consideren sinónimos, es normal que ante las estanterías en el supermercado aún te asalten dudas. Si quieres profundizar más en el tema, aquí te dejamos la normativa oficial. Y si tienes cualquier duda, déjanos un comentario y te las resolveremos encantados :)


Participa

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Corporación Hijos de Rivera, S.L. informa, de acuerdo al Reglamento 2016/679, que los datos utilizados en este formulario se emplearán tanto para la contestación de las eventuales consultas como para la publicación de los comentarios, siendo la base de legitimación el consentimiento del usuario. Podrán ejercerse los derechos de acuerdo a lo previsto en nuestra Política de privacidad

Karin Vinces Agurto

Karin Vinces Agurto

Hola yo consumo producto procedentes de la agricultura ecolögica. Quiero saber si estos productos cumplen estrictamente en el cuidado del medio ambiente.. revizo los envaces para darme cuenta que tenga el simbolo de certificación.

Gracias

Atte.

Karin Vinces