blog #modorural

Día Internacional de las Mujeres Rurales: un día de esencial importancia

Sensibilizar, dar a conocer y llamar la atención son los principios básicos por los cuáles existen los días internacionales. Es determinante que exista un día internacional de la mujer, un día para la reivindicación y la visibilidad de un gran lastre de la sociedad: la discriminación de género.

Día de la Mujer Rural.png

Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas define el Día Internacional de las Mujeres Rurales -que se celebra cada 15 de octubre-, como un día para comprometerse a hacer todo lo posible para superar los prejuicios arraigados, apoyar la participación y el activismo y promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer rural.


Un cambio necesario

El 15 de octubre se celebra el Día Internacional de las Mujeres Rurales, establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 62/136 a través de la que reconoce «la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural».

A partir del reconocimiento de la existencia de un desequilibrio que afecta a las mujeres rurales y que sigue sin resolverse hoy en día, este Día Internacional surge porque la desigualdad sigue estando patente en el entorno de las mujeres rurales y sus derechos siguen siendo vulnerados y discriminados.

¿Para qué sirve un Día Internacional?

Los días internacionales sirven para visibilizar la existencia de un problema que aún está por resolver y darle el valor y la importancia necesaria para que éste sea conocido por la sociedad. A través de esa sensibilización se incita a que los gobiernos y los estados actúen y tomen medidas, o para que los ciudadanos así lo exijan a sus representantes.


Por otra parte, a través de la repercusión de dicho día se puede medir el interés que un determinado asunto genera en una región. 



Un problema global

Las  mujeres rurales representan más de un tercio de la población mundial y el 43 por ciento de la mano de obra agrícola y aunque lleven a cabo labores de vital importancia para la sostenibilidad alimentaria su papel sigue siendo invisible y sigue sin tener la representación que se merece. 

La desigualdad de oportunidades es patente ya que realizando una actividad similar a la que realizan los campesinos, no disponen del mismo acceso a la tierra, créditos, materiales agrícolas, mercados o cadenas de productos cultivados de alto valor. De la misma manera tampoco disfrutan de un acceso equitativo a servicios públicos como la educación, asistencia sanitaria, infraestructuras o como el agua y saneamiento.

También en Galicia y la UE 

Existen datos estremecedores respecto a la situación de la mujer rural en países en vías de desarrollo pero, aunque algunos no sean sobre los mismos vectores, en Europa estas desigualdades también se hacen patentes. 

Por ejemplo, gestionando el 30% de las explotaciones agrarias de la UE pero las mujeres sólo son propietarias del 12% de la tierra. 

En Galicia, a pesar de que el 49% de las socias de las cooperativas agrarias gallegas son mujeres, solo representan el 14% de los miembros de los consejos rectores y tan solo un 4% de las presidencias de las cooperativas están ocupadas por mujeres. 

Además de los problemas de siempre

Una na encuesta realizada por la plataforma Agra y la Federación de Asociacións de Mulleres Rurais de Galicia (Fademur) a algo más de 500 gallegas de entre 25 y 45 años afincadas en zonas no urbanas, revela que el 60% de las mujeres que residen en el campo se ven menos protegidas por las instituciones ante casos de violencia de género respecto de las que viven en las ciudades. 

Aunque el miedo sigue siendo uno de los factores clave por los cuales las mujeres no se atreven a denunciar, existen otros muchos más como la falta de información. Por ello cada vez más son mucho más necesarias las campañas contra la violencia machista que deben tener una mayor visibilidad y llegar a un mayor número de mujeres.



Nuestro apoyo incondicional a la mujer rural


Se deben llevar a cabo los esfuerzos necesarios para subsanar las desigualdades existentes y apoyar de manera eficaz a la mujer rural en todos los aspectos y ámbitos de su vida. 

Muchas de las iniciativas que destaca el Mercado de la Cosecha están impulsadas por grandes mujeres, empresarias que han luchado por sus proyectos y que los han sacado a delante con verdadero éxito. Emprendedoras que se convierten en ejemplos a seguir, mujeres rurales de las que hay mucho que aprender. Sus historias y su trabajo nos hacen sentirnos orgullosos, formando parte de nuestro equipo engranden la labor del Mercado de la Cosecha. Por ello nos queremos sumar al mensaje que se envía en el Día Internacional de las Mujeres Rurales, reivindicar su papel y seguir luchando conjuntamente para que las desigualdades existentes queden mitigadas de una vez por todas.



Participa

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Corporación Hijos de Rivera, S.L. informa, de acuerdo al Reglamento 2016/679, que los datos utilizados en este formulario se emplearán tanto para la contestación de las eventuales consultas como para la publicación de los comentarios, siendo la base de legitimación el consentimiento del usuario. Podrán ejercerse los derechos de acuerdo a lo previsto en nuestra Política de privacidad