blog #modorural

Aprende cómo hacer tu propio jabón natural

¿Será 2018 el año en el que te vuelques en el consumo responsable? Lánzate a ello y aprende con Naturavia cómo hacer tu propio jabón natural.

Naturavia 2017 (55).jpg

Descubre cómo hacer tu propio jabón natural

¿Conoces una sensación más agradable que la de mimar tu cuerpo y tu rostro en tu rutina de belleza diaria? Si te has decidido a apostar por la vida ecológica y sostenible no puedes perderte esta entrada en la que te explicamos como hacer tu propio jabón natural de la mano de los expertos de Naturavia.  ¿Estás listo para adentrarte en una nueva experiencia que te reconectará con la naturaleza y tu bienestar? ¡Síguenos!

jabón natural

Lo que debes saber sobre cómo hacer tu propio jabón natural antes de lanzarte a ello. 

Hacer un jabón natural, tal como nos explican los especialistas de Naturavia, es sencillo y gratificante pero debes ser muy consciente de los pasos a seguir y de que manipularás ingredientes que pueden reaccionar químicamente. Por esto es muy importante que valores los siguientes puntos antes de empezar la tarea:


  • Contar con un espacio adecuado y ventilado. Evitarás que puedan surgir vapores o reacciones de substancias que puedan resultar perjudiciales.
  • Usar guantes y accesorios específicos para esta labor. Evitarás contaminar cualquiera de tus materiales de cocina. Además, mascarilla, gafas de protección y delantal son imprescindibles.
  • Planifica los días y horas que dedicarás a esta tarea. Con una buena planificación podrás disfrutar al máximo del momento y del resultado final.
  • Si decides involucrar a los peques, elige tareas que puedan llevar a cabo sin exponerlos a ingredientes irritantes. Una de las actividades que se puede convertir en sus favoritas es la refundición de jabones. Más abajo te damos una receta para toda la familia ;)

¿Es peligroso usar sosa cáustica para hacer jabones naturales?

Uno de los ingredientes imprescindibles para hacer jabón natural es una base fuerte. La sosa cáustica cumple esta función y por ello es uno de los ingredientes que necesitarás. Para manipularla debes extremar las precauciones ya que reacciona con el agua y es altamente irritante. Sin embargo, tomando las medidas necesarias, usar este elemento no te supondrá ningún problema.

 

Desde Naturavia nos recuerdan lo siguiente para manipularla sin riesgo: 

  • Los jabones con base de sosa cáustica no son peligrosos. Una vez que se completa la reacción de saponificación, toda la sosa ha reaccionado con los ácidos grasos para formar el jabón. Por lo tanto no existe sosa libre y el jabón ya no es un componente peligroso para la piel. Pese a ello, es muy importante comprobar que toda la sosa ha sido neutralizada antes de usar el jabón. (Para eso mediremos el pH del jabón antes de usarlo)
  • La sosa cáustica reacciona de forma inmediata al contacto con agua y  se produce la lejía (álcali) que al contacto con la piel puede producir quemaduras químicas importantes. Para que nos hagamos una idea de las consecuencias de esta mezcla, especifican que “un grano de sosa puede llegar a quemar capas de la piel en contacto con una simple gota de sudor”
  • Su ingestión puede ser letal. Por este motivo, debe estar siempre fuera del alcance de niños y mascotas.
  • Usa gafas para evitar salpicaduras en los ojos y con unos guantes para evitar el contacto con las manos. Protege la ropa con una bata o un delantal ya que los álcalis la estropean. Una mascarilla también impedirá que respiremos los gases que emana el calor de la reacción. 
  • Mezcla el agua con el álcali en un lugar al aire libre o en su defecto bajo una campana extractora.
  • Para llevar a cabo la mezcla, el orden es primordial: Añade la sosa siempre, siempre, sobre el agua. Nunca al revés.
  • En la fase de batido (tranquilo, te la explicamos más abajo) es fácil es que se produzcan salpicaduras. Extrema la precaución y mantén bien sumergida la batidora. El truco del experto: nunca la levantes del fondo del recipiente. 
  • En caso de contacto con la lejía o con la masa del jabón sin saponificar hay que lavar con abundante agua varias veces. En caso de contacto con los ojos hay que lavar abundantemente durante unos minutos y acudir inmediatamente al médico.


Previos necesarios para elaborar tu propio jabón natural. 

Ahora que ya te han explicado la importancia de la sosa cáustica en la elaboración del jabón y com manipularla con seguridad, ya puedes comenzar la tarea de dar vida a tus propias creaciones en forma de pastilla de jabón. Para ello vas a necesitar una serie de materiales clave y seguir paso a paso las instrucciones de los fundadores de Naturavia a quienes hemos convocado aquí.

Ingredientes jabón natural

¿Qué ingredientes y herramientas necesito para hacer mi propio jabón natural?


Estos son los materiales imprescindibles para llevar a buen puerto tu tarea de hacer jabones naturales.

  • Balanza de cocina electrónica. Lo ideal es que tenga una precisión mínima de 1 gramos y rango entre 2 y 5kg. Esto dependerá de la cantidad de jabón que quieras preparar.
  • Termómetro. Mejor con un rango de 0 a 100ºC con precisión de un grado. Conviene que en vez de mercurio sea de alcohol teñido. De este modo,  si se rompe durante el proceso de elaboración y cae en la masa de jabón, el alcohol se evapora fácilmente mientras que el mercurio no lo hace. Un termómetro de mercurio roto nos haría tirar a la basura todo nuestro trabajo. Estos termómetros están a la venta en farmacias.
  • Batidora de cocina.
  • Recipientes o jarras. de plástico o acero inoxidable (las de hierro fundido o aluminio reaccionan con la disolución de sosa, estropeándolas)
  • Espátulas, cucharones.  Mejor de plástico, silicona o acero inoxidable.
  • Moldes para el jabón. Un tupper de plástico , caja de madera forrada o molde de silicona servirá.
  • Guantes de goma, gafas y delantal 
  • Tiras de pH


Por otro lado, existe una serie de ingredientes de los que no podrás prescindir:

  • Sosa cáustica. (hidróxido de sodio) Elígela granulada, se disuelve mejor. Puedes conseguirla en droguerías y supermercados.
  • Aceites vegetales o/y grasa animal. Aceite de oliva, de almendras, jojoba, rosa mosqueta, mantecas… Elige la que más te guste. Eso sí, es muy importante que no olvides que cada aceite tiene un índice de saponificación diferente. Se trata de un número que marca la cantidad de sosa que necesitas para cada gramo de grasa, por tanto para  cada aceite, la proporción de ingredientes será distinta. Es imprescindible que respetemos los ingredientes y sus cantidades o todo el proceso se puede ir al traste. En esta tabla puedes comprobar el índice de saponificación de distintos aceites. 
  • Agua. Siempre es mejor la destilada


Eso sí, atento a lo que nunca, jamás, debería llevar tu jabón natural. Ojo, te lo contamos a continuación.


Los ingredientes que nunca debe llevar tu jabón natural


Los expertos de Naturavia son contundentes. Existe una serie de componentes que nunca deben incluirse en un jabón natural.

  • Aromas artificiales. Lo ideal es añadamos aceites esenciales, que son los aromas extraídos de las plantas por destilación de vapor. Además aromatizar nuestro jabón, van a aportarnos multitud de propiedades beneficiosas a nuestra piel. Dependiendo de los las propiedades de tu jabón, puedes escoger una u otra planta. Por ejemplo, para piel grasa se recomienda el aceite esencial de árbol de té o para la piel sensible, el aceite esencial de lavanda. Además, puedes hacer combinaciones para conseguir potenciar sus propiedades.
  • Conservantes artificiales. No hace falta añadir ningún conservante.
  • Colorantes químicos. No es necesario añadir color a tus jabones, pero si te apetece decorarlos recurre a pigmentos naturales. Una forma muy natural de hacerlo es utilizando frutas y vegetales: espinaca, remolacha, café o cacao. También puedes recurrir a pigmentos minerales, como las micas. 


Manos a la obra: preparamos nuestro primer lote de jabón natural para pieles sensibles


Ahora que ya tienes claro qué incluir y qué no en tu jabón y las reacciones químicas sobre las que se basa, estos son los pasos a seguir para poder mostrar con orgullo tu primera pastilla de jabón artesano. El método que nos desgranan los especialistas se denomina en “frío” y no requiere ninguna fuente externa de calor, pero sí que conserves las piezas en sus moldes alrededor de 30 días en un ambiente seco y alejado de la luz. 


Esto es así porque “el proceso de saponificación tarda en torno a los 30 días. En ese tiempo tienen lugar todas las reacciones químicas necesarias para que se produzca la hidrólisis de las grasas y obtengamos jabón y glicerina”. Cuando queramos empezar a usar el jabón, usaremos las tiras de pH para comprobar que la sosa está neutralizada. . El resultado deberá estar en torno a 9-10.5


Ingredientes necesarios para elaborar un jabón para pieles sensibles.

  • 438 gr. de macerado de flores de caléndula en aceite de oliva
  • 169 gr. de aceite de coco
  • 67 gr. de aceite de almendras
  • 91 gr. de sosa (pureza 100%)
  • 212 gr de agua
  • 18 gr de aceite esencial de lavanda 
  • 8 gr de aceite esencial de naranja


*Recuerda que es muy importante seguir la receta al pie de la letra y no intercambiar los aceites ni en tipo ni en cantidad.


Jabón natural artesano

Pasos a seguir en tu primer jabón artesano para pieles sensibles.

  1. Mezclar la cantidad de sosa y de agua , echando siempre la sosa sobre el agua. Esta disolución produce calor por si sola elevándose la temperatura hasta cerca de 80ºC. Hay que esperar a que se enfríe hasta los 40ºC (¡usa aquí el termómetro!) aproximadamente. Es preferible realizar esta operación en un lugar ventilado, ya que al principio la mezcla produce vapores irritantes.
  2. De forma paralela, calentamos en otra cazuela el aceite hasta que alcance también la temperatura de 40ºC aproximadamente.
  3. Llegados este momento se vierte la sosa sobre el aceite y se comienza a batir con la batidora de forma continua. La mezcla se irá espesando según se va produciendo la saponificación hasta alcanzar la traza. Dicho punto se reconoce al coger una porción de jabón con una cuchara y al dejarla caer de nuevo a la cazuela no se disuelve inmediatamente, sino que va dejando un rastro hasta que se funde totalmente.
  4. Es en este punto cuando se añaden los aceites esenciales, aditivos, colorantes con los que queremos convertir en único nuestro jabón.
  5. Una vez alcanzado este punto vertemos la masa en los moldes y los cubrimos con trapos o mantas para que conserven el calor. El calor es necesario para que se complete el proceso de saponificación. 
  6. Dejar reposar 36 h.
  7. Tras el enfriado, desmoldamos y dejamos secar en lugar ventilado durante 4-6 semanas.
  8. Comprobamos si existe un exceso de sosa con las tiras de pH. Recuerda que debe estar entre 9 y 10,5.


¿Cómo hago un jabón artesano con mis peques?

Si lo tuyo son las manualidades en familia, no dejes pasar la oportunidad de hacer jabón con tus niños. Eso sí, no seguiremos el proceso marcado arriba. Para esta actividad, desde Naturavia nos recomiendan el refundido de jabones. Estos son los pasos que deberás transmitir a los reyes de tu casa para conseguir pequeños jabones con sus formas favoritas ;)


En esta ocasión solo necesitaremos:

  • 120 gr. de jabón rallado. Aquí podemos aprovechar restos de pastillas que tengamos por casa.
  • 500 gr. de agua destilada
  • 50 ml de aceite vegetal. Lo idea es elegir uno que les guste a nuestros hijos.
  • 30 gotas de aceite esencial.


Atento, que aquí vienen las instrucciones:

  1. Mezclar la  ralladura de jabón con el agua destilada agua y mezclar con una batidora.
  2. Añadir  el aceite vegetal y el aceite esencial.
  3. Batir de nuevo y envasar en el molde de nuestra elección.
  4. Esperar 24 horas para ver la textura final 


¿Te has animado ya a hacer tu propio jabón natural en casa? Cuéntanos como te ha salido en los comentarios.


Participa

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Corporación Hijos de Rivera, S.L. informa, de acuerdo al Reglamento 2016/679, que los datos utilizados en este formulario se emplearán tanto para la contestación de las eventuales consultas como para la publicación de los comentarios, siendo la base de legitimación el consentimiento del usuario. Podrán ejercerse los derechos de acuerdo a lo previsto en nuestra Política de privacidad