blog #modorural

Consejos para elegir un eco-alojamiento de turismo rural sostenible

Elegir un alojamiento de turismo rural ecológico y sostenible es una tarea que requiere de tiempo y conocimientos. Con estos consejos acertaréis con el hotel rural de vuestros sueños a la primera.

Eco-alojamiento-turismo-rural-sostenible_4.jpg

Con la llegada del buen tiempo y la Semana Santa a la vuelta de la esquina se multiplican las opciones e ideas para escaparse de la rutina y disfrutar de la naturaleza. Si estáis planificando ya vuestros días de vacaciones, quizás os planteéis cómo encontrar un alojamiento responsable con su entorno y con el medio ¡ambiente. Para elegir un eco-alojamiento de turismo rural sostenible sin miedo a equivocaros y disfrutar de la experiencia al 100% os hemos preparado estos consejos para acertar a la primera.

¿Una casa rural es un alojamiento sostenible?

Muchos pensarán que, solo por estar ubicado en plena naturaleza una casa rural u hotel ya es un alojamiento ecológico y sostenible. Esto no es tan sencillo. Existen una serie de normas que deben cumplirse para poder ser reconocido como hospedaje ecológico. De hecho, existen organismos internacionales cuya misión es auditar a las empresas que desean ofrecer estancias ecosostenibles. Uno de ellos es el European Centre for Ecological and Agricultural Tourism (ECEAT, Centro Europeo por el Turismo Ecológico y Agrícola). Gracias a su existencia es mucho más sencillo elegir hoteles o casas de turismo rural eco-sostenibles. 

Ante todo, un hotel o casa rural que se considere a sí mismo como sostenible y ecológico, tiene que poder demostrarlo y convertir la sostenibilidad en el núcleo de su servicio a la sociedad. 

Por este motivo, estas son algunas de las cosas que, por sí solas, no son sinónimo de eco-establecimiento:

●       Estar ubicado en el rural

●      Contar con animales en las inmediaciones

●      Ofrecer actividades como paseos a caballo, bicicleta o canoa a sus huéspedes

●      Ofrecer un menú vegetariano

●      Un establecimiento sin conexión a Internet y sin nuevas tecnologías

Si todas esas características, que pueden estar incluidas en la mayor parte de las casas rurales que ofrecen planes para desconectar del mundanal ruido no definen a un alojamiento sostenible, entonces, ¿qué convierte un hotel en un establecimiento ecológico? Prestad atención, son las siguientes.


Las 5 cosas que no faltan en un alojamiento eco-sostenible 

Según los criterios internacionales, para que un establecimiento hotelero sea sostenible deben cumplirse las siguientes condiciones. Cada una de ellas suma puntos en la decisión de un eco-viajero, pero si las tienen todas, ¡es pleno al 15! 

Promueve y aplica buenas prácticas medioambientales

Desde el compostaje de sus residuos orgánicos a techos vegetales o calefacción geotérmica. Lo importante no es hacer alarde de ser ecologista, sino llevarlo a cabo. Cualquiera de estas tres medidas es señal de que nos encontramos ante un establecimiento que apuesta por la sostenibilidad a medio-largo plazo.

Agricultura ecológica, no invasiva, de temporada

No todos los hoteles pueden tener hectáreas y hectáreas de cultivo a su alrededor. Pero cuenten con un latifundio a sus pies o solo un bancal para los tomates, las prácticas que lleven a cabo les definirán. Un alojamiento sostenible es aquel que incluye la agricultura ecológica, no invasiva y de temporada entre sus prioridades.

Proveedores locales o de comercio justo

Si un establecimiento no puede ofrecer productos elaborados por ellos mismos,deberá optar por auditar con lupa a todos sus proveedores de materias primas y alimentos. En un escenario ideal, estos serían ecológicos, de cercanía y con un claro compromiso social. Que se trate de empresas certificadas como de comercio justo sería un plus extra que debéis valorar como viajeros concienciados.

Programa claro y bien comunicado de Responsabilidad Social Corporativa

Puede que la RSC aún os resulte desconocida, pero es una de las facetas más importantes de las empresas de hoy en día. Se trata del espíritu social que hay detrás de cada proyecto y con el cual se compromete cada negocio. Si el alojamiento que os estáis planteando es sostenible, convertirá sus iniciativas de RSC en su bandera y las destacará en su página web, folletos… Existen muchas formas de transformar la Responsabilidad Social Corporativa en acciones tangibles: programas de empleo para personas en riesgo de exclusión social, compromisos con los productores locales, recuperación  de oficios y técnicas tradicionales, actividades de difusión y dinamización de la naturaleza y el patrimonio… Las posibilidades son incontables. Si buscáis con atención encontraréis alojamientos que incluyen entre las suyas acciones y actividades que de verdad conectan con vuestros principios.

Apoyo directo a valores sociales o medioambientales

Además de contar con energías renovables o realizar su propio compost, los proyectos apoyados por cualquier establecimientos son un claro reflejo de sus ideales. Si habéis localizado una casa rural que no solo lleva a cabo prácticas ecológicas sino que forma parte de una red de conservación del medioambiente, de las tradiciones agrícolas o de la repoblación de una especie autóctona en peligro. ¡Habéis dado en el clavo con un alojamiento sostenible y ecológico!

Algunas iniciativas especializadas en alojamiento rural han llevado los cinco criterios de arriba incluso un paso más lejos.  Han optado no por un hotel ecosostenible, sino por convertir toda una aldea en un proyecto responsable y sostenible con el medio ambiente. Es el ejemplo de Arqueixal, una de las iniciativas que recogemos en Mercado de la Cosecha. Situados en el corazón de la comarca de Ulloa, esta eco-aldea une tradición y modernidad en un entorno inigualable. Si quieres conocerles mejor, no dejes de echarle un ojo a sus Parladoiros. A través de su ponencia podrás viajar a la Comarca de Ulloa, en el interior de Galicia y conocer de primera mano cómo era la vida en el rural gallego de principios del SXX.


Ya sé qué es un alojamiento sostenible, pero ¿cómo busco una casa rural comprometida con el medio ambiente?

En la era del 2.0 Internet nos ofrece infinitas posibilidades para localizar iniciativas ecológicas alrededor del mundo. Con un solo click podemos encontrar incluso lugares en los que desintoxicarnos de la Red. 

Los consorcios de turismo de cada Comunidad Autónoma recogen de forma habitual en sus páginas web los proyectos que destacan por su voluntad ecológica y social. 

Del mismo modo, los buscadores más tradicionales de alojamientos se han sumado a la tendencia de la sostenibilidad y muchos de ellos han establecido categorías en sus resultados para que los viajeros puedan encontrar opciones ecológicas que se ajusten a sus necesidades. Uno de los pesos pesados en el sector, TripAdvisor, incluso ha  desarrollado su propio sistema de control de calidad de alojamientos turísticos ecológicos y los califica según el cumplimiento de estándares en bronce, plata u oro.

Estos son nuestros consejos para localizar un alojamiento sostenible pero existen muchos otros. ¿Os animáis a compartir los vuestros en un comentario?  Los añadiremos a la entrada para convertirla en la mejor guía para viajeros concienciados :) 

¿Aún quieres saber más sobre alojamientos rurales sostenibles? 

Más arriba os contábamos que Arqueixal es una Eco-Aldea. Si es la primera vez que oís esa palabra, puede que os suene  a chino. Sin embargo, se trata de un movimiento social y ecológico muy interesante que ha llegado para quedarse. 

El astrofísico estadounidense Robert Gilman cambió hace 25 años un puesto en la NASA por la preocupación por nuestro planeta. De sus estudios surgieron las eco-aldeas, que él mismo define como “asentamiento humanos, concebidos a escala human ya que incluyen todos los aspectos importantes para la vida, integrándolos respetuosamente en el entorno natural”. El objetivo de estas comunidades ecológicas es apoyar formas saludables de desarrollo que puedan persistir indefinidamente sin suponer una carga para la naturaleza. Para alcanzar estas metas las aldeas ecológicas tienen un componente principal: sus habitantes. Las relaciones entre ellos deben ser estrechas y con un destino común, dejar un mundo mejor a las siguientes generaciones.

Este movimiento no se ha quedado en Estados Unidos. Ha saltado el charco y ya es posible visitar y formar parte de eco-aldeas en Galicia y España.  ¿Has estado ya en una? Nos encantaría conocer tu experiencia ;) 

¿Te han encantado nuestros consejos para elegir un alojamiento sostenible y ya has elegido tu destino ecológico? Entonces estas ideas te robarán el corazón.

●      Ruta por el interior de Galicia

●      ¿Qué podemos hacer para ahorrar agua y cuidar el medioambiente?

Participa

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.