blog #modorural

Cinco alimentos para plantar esta primavera

invernadero.jpg

Aunque no lo parezca todavía, la primavera ha llegado ya y esta es una buena época para lanzarse y comenzar a cultivar nuestras propias frutas y hortalizas. 


1.     Lechuga

 

La lechuga es una hortaliza que aguanta muy bien casi cualquier clima. Este alimento comienza a plantarse a principios de marzo y puede mantenerse hasta que llegan las fuertes heladas de invierno. Necesita un suelo rico en nutrientes y que drene bien, aunque también puede plantarse en un cajón para almácigos y luego trasplantarse o plantarla directamente en el huerto.

 

La lechuga necesita climas húmedos y frescos, así que en primavera, otoño e inviernos cálidos puede dejarse a pleno sol pero en verano necesita sombra además de mucho agua.

 

2.     Tomates

 

El tomate es una fruta que necesita suelos ricos y, para conseguirlos, es preciso tratar previamente la tierra con estiércol o con compost maduro.  La planta de los tomates es una planta trepadora, por lo que será necesario estacarla desde el principio.

 

A la hora de regar la tomatera hay que tener en cuenta que las hojas de esta planta son muy propensas a adquirir enfermedades y no pueden mojarse. Tampoco es conveniente regar la planta con mucha frecuencia pero sí dar una gran cantidade de agua cuando se riegue. Al contrario que la lechuga, la tomatera necesita mucho sol, ya que no produce en lugares sombreados.

 

3.     Patatas

 

Marzo es el mes indicado para plantar las patatas tempranas, las primeras patatas que se recogerán en otoño. Para plantarlas es necesario que pasen las heladas más fuertes y contar con un suelo fértil y bien drenado, rico en materia orgánica.

 

La patata debe ser plantada a una profundidad de 60cnt y los agujeros deben tener una separación de 40cnt entre ellos, deberán plantarse formando una hilera. Es necesario regarla mucho durante el verano para que a su recogida las patatas tengan un buen sabor.

 

4.     Zanahoria

 

Las semillas de la zanahoria necesitan mucha humedad para germinar, por ello se recomienda colocarlas entre dos papeles húmedos dos días antes de plantarlas. Las zanahorias son ideales para climas fríos pero, aún así, les encanta el sol así que se recomienda dejarlas en un lugar donde le de el sol todo el día.

 

Para que la zanahoria crezca sana y con todo su sabor, hay que mantener la tierra donde se planta siempre húmeda y, cuando se riegue, cuidar que el agua penetre muy profundamente.

 

5.     Pimientos

 

El pimiento es una hortaliza muy sensible al frío, por lo que para plantarla habrá que esperar a que las heladas hayan desaparecido por completo. La distancia entre planta y planta debe ser de 40 a 50 centímetros y debe haber una distancia entre las hileras de plantación de 70 centímetros.

 

Las plantas de los pimientos se cultivan al sol con una temperatura de 19ºC y necesitan riegos abundantes pero no muy frecuentes. Cuando veamos que los pimientos tienen una medida suficientemente grande y están maduros, procederemos a su recolección.

 

 

 

 


1.     Lechuga

 

La lechuga es una hortaliza que aguanta muy bien casi cualquier clima. Este alimento comienza a plantarse a principios de marzo y puede mantenerse hasta que llegan las fuertes heladas de invierno. Necesita un suelo rico en nutrientes y que drene bien, aunque también puede plantarse en un cajón para almácigos y luego trasplantarse o plantarla directamente en el huerto.

 

La lechuga necesita climas húmedos y frescos, así que en primavera, otoño e inviernos cálidos puede dejarse a pleno sol pero en verano necesita sombra además de mucho agua.

 

2.     Tomates

 

El tomate es una fruta que necesita suelos ricos y, para conseguirlos, es preciso tratar previamente la tierra con estiércol o con compost maduro.  La planta de los tomates es una planta trepadora, por lo que será necesario estacarla desde el principio.

 

A la hora de regar la tomatera hay que tener en cuenta que las hojas de esta planta son muy propensas a adquirir enfermedades y no pueden mojarse. Tampoco es conveniente regar la planta con mucha frecuencia pero sí dar una gran cantidade de agua cuando se riegue. Al contrario que la lechuga, la tomatera necesita mucho sol, ya que no produce en lugares sombreados.

 

3.     Patatas

 

Marzo es el mes indicado para plantar las patatas tempranas, las primeras patatas que se recogerán en otoño. Para plantarlas es necesario que pasen las heladas más fuertes y contar con un suelo fértil y bien drenado, rico en materia orgánica.

 

La patata debe ser plantada a una profundidad de 60cnt y los agujeros deben tener una separación de 40cnt entre ellos, deberán plantarse formando una hilera. Es necesario regarla mucho durante el verano para que a su recogida las patatas tengan un buen sabor.

 

4.     Zanahoria

 

Las semillas de la zanahoria necesitan mucha humedad para germinar, por ello se recomienda colocarlas entre dos papeles húmedos dos días antes de plantarlas. Las zanahorias son ideales para climas fríos pero, aún así, les encanta el sol así que se recomienda dejarlas en un lugar donde le de el sol todo el día.

 

Para que la zanahoria crezca sana y con todo su sabor, hay que mantener la tierra donde se planta siempre húmeda y, cuando se riegue, cuidar que el agua penetre muy profundamente.

 

5.     Pimientos

 

El pimiento es una hortaliza muy sensible al frío, por lo que para plantarla habrá que esperar a que las heladas hayan desaparecido por completo. La distancia entre planta y planta debe ser de 40 a 50 centímetros y debe haber una distancia entre las hileras de plantación de 70 centímetros.

 

Las plantas de los pimientos se cultivan al sol con una temperatura de 19ºC y necesitan riegos abundantes pero no muy frecuentes. Cuando veamos que los pimientos tienen una medida suficientemente grande y están maduros, procederemos a su recolección.

 

 

 

 


Participa

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.